Archivo de la etiqueta: Recursos para el empleo

El Vídeo CV: ese gran desconocido… que puede ser un gran aliado.

Reputación on line, marca personal, gestión de redes sociales, posicionamiento, comunidades virtuales, blogs, foros, Vídeo CV…. HELP ME!!!! 

Esta semana os cuento mi primera experiencia, que no religiosa, con la realización de mi vídeo CV o lo que es lo mismo: cómo contar en menos de 4 minutos, sin ponerte nerviosa/o, de la manera más natural tu trayectoria profesional.

Lo primero que hice fue entender que si quería entrar en un proceso de selección tenía que grabar, editar y montar  un vídeo de no más de 4 minutos, en el que narrase con naturalidad y profesionalidad mis más de 15 años de trayectoria profesional, experiencia, formación, competencias y habilidades. Eso era un hecho y el mercado laboral me lo exigía (no se me conoce por cobarde…).

Lo segundo fue entender que no era un requisito más y que por lo tanto no me lo podía tomar a la ligera, y mucho menos permitir que quedara de cualquier manera, jugándome la posibilidad de no ser seleccionada para la entrevista. 

Otra de la cosas que pensé, es que este ensayo-grabación permitía entrenar para la posible entrevista de trabajo: te grabas, te ves, corriges y mejoras.

Para ello, llevé a cabo una pequeña estrategia, que me ha dado resultado y la quiero compartir con ustedes:

Investigué: goglee todo lo relacionado con los vídeos CV, (ejemplos. comentarios de los profesionales, artículos, etc) quedándome con los aspectos claves que yo quería destacar en el mío.

Búsque aliadas: le pedí a mi hija, que es buena para la grabación, la edición y el montaje que me ayudara en aquellas tareas que para mí eran desconocidas (mejor en compañía que sola).

Elaboré un guión: partiendo de mi CV y mi carta de presentación, tomando en cuenta las características del puesto de trabajo al que optaba, me centré en aquellos aspectos que a mi seleccionador le interesaban y fui adaptándolos a los tiempos de la grabación (¿Te suena eso de “guión adaptado”?).

Usé  palabras clave en  todas aquellas actividades en las que tengo experiencia y formación y las consideré claves para el proceso de selección, las destaqué haciendo énfasis al pronunciarlas  o acompañándolas con un gesto que las reforzara. 

Preparé un “set” : una mesa de escritorio, un ordenador, una biblioteca… Lugares y detalles que reflejasen que estaba en un proceso de selección y trabajando en el entorno adecuado para ello (recrea tu ambiente de trabajo).

Preparé mi imagen: tenía que resultar natural y formal, tal y como me preparo para una entrevista de trabajo (nada de excesos).

Ensayé : me grabé varias veces y fui repasando el guión para que no se quedara fuera nada de lo que me parecía importante (ensayo, error y mejora).

Luz, voz y ruidos: detalles importantes que facilitan al seleccionador/a la revisión del vídeo. Parece obvio, pero si grabas en casa no puede haber ruido de fondo, el tono de tu voz debe ser agradable y pausado y una buena iluminación mejora mucho la edición de la grabación (nada de parecer Drácula, ni con un halo de luz alrededor).

Otros detalles: no te olvides de poner tu nombre y dirección de correo electrónico al comenzar la grabación  y despídete amablemente dando las gracias por el tiempo prestado  dejando, por tu parte, la puerta abierta para una entrevista.

Debo reconocer que estaba un poco preocupada por el resultado de la grabación, pero al final me pareció mucho mas fácil de lo que parecía. No necesité un estudio de grabación, guionistas profesionales, cámaras sofisticadas… lo hice con las herramientas de las que dispongo,  pero eso sí:  no lo hice de cualquier manera, me tomé mi tiempo y ha sido una buena experiencia.

Éste es sólo el principio porque estoy dispuesta a mejorar esta herramienta para la búsqueda de empleo, que para mí era una perfecta desconocida pero he llegado a entender que es una gran aliada.

……. Cuando mis reclutadores/as cierren el proceso de selección,  comparto con ustedes mi Vídeo CV, ¡a ver qué os parece!.

 

 

 

 

 

Diseña y gestiona tu agenda personal.

Comencemos…..

Pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día: si estas en la búsqueda activa de empleo, es bueno saber que cada minuto que dediquemos a esta labor, puede ser determinante para el éxito de la misma.  Plantea tiempos reales, no en proporción a muchas horas. El tiempo que dediques para ello debe parecerse al que un deportista o un músico dedican a su entrenamiento y ensayo. Intenta buscar un lugar sin interferencias. Traduce el valor de ese tiempo en términos de productividad y no sientas que es tiempo perdido, aunque los resultados no lleguen tan rápido como lo deseado.

Toda información es importante si está conectada a otra: clasifica la información de manera que puedas conectarla entre si y así obtendrás conocimiento de la misma. La información por si sola y aislada no genera conocimiento. Tomate en serio el trabajo de seleccionarla: post, blogs, portales de empleo, formación y todo aquello que necesitas para elaborar tu agenda. Establece esta pauta de clasificación pero no te olvides que el valor está en conectarla.

Si la única herramienta que tienes es un martillo, pensaras que cada problema que surge es un clavo.  Diversifica las herramientas de búsqueda y se ambicioso/a en ello. Las herramientas de la información y la comunicación (redes sociales, blogs, portales de empleo, etc) clasificadas y conectadas dan gran valor a la búsqueda activa pero no olvides que puedes hacer uso de los servicios de orientación e intermediación que las Administraciones publicas ponen a tu alcance.  Contacta con tu orientador/ar profesional y se proactivo en el diseño y gestión de tu itinerario de inserción. 

Otra herramienta es la asistencia a conferencias, seminarios, charlas, a las que te sea posible acudir y tengan especial significado para la búsqueda activa de tu empleo. La elección de los eventos que puedan ser más relevantes para tu objetivo, tiene mucho que ver con la pauta de clasificación y conexión de la información de la que dispones. También puedes participar en grupos de discusión on line y con ello mejorar tus redes de contacto profesional.

Por último recuerda que el éxito no se logra sólo con cualidades especiales: es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización