Archivos Mensuales: agosto 2012

Estimad@ candidat@: tengo una pregunta para Usted.

See on Scoop.itTrabajar en tiempos de crisis

Recuerdas cuando al Presidente Zapatero, en el Progama de TV le preguntaron si sabía el precio de un café en la calle?. La misma, realizada por un ciudadano de a pie, dejo “fuera de base” al Presidente que se quedó practicamente sin respuesta. Pues está estratégia es ultilizada en el proceso de selección en empresas como Google, Shell, Facebook y P&G posee una serie de entrevistas telefónicas y personales.Exámenes escritos, adivinanzas, pruebas prácticas, preguntas extrañas, entrevistas individuales y en grupo.

See on www.portalparados.es

SOS BUSCO MI PRIMER EMPLEO!

Con una tasa de paro juvenil, de la cual no podemos sentirnos orgullos@s,  y por tanto una juventud a la que le es difícil imaginarse un horizonte laboral alentador a corto y medio plazo, es complicado hablar de la posibilidad de encontrar un primer empleo. No obstante, es  importante destacar, que esta situación socio-laboral y económica no solo la ha sufrido esta generación. Recuerdo que siendo estudiante universitaria siempre se decía que los taxistas o camareros eran ingenieros o médicos… es decir, esto no es nada nuevo y bueno de una forma u otra tod@s los de mi generación conseguimos nuestro primer empleo. Mi obligación es animaros a que os pongáis en ello y os invito a leer este post, basado en mí experiencia como intermediadora laboral y también porque no, como joven que fui y busque mi primer trabajo.

Rebaja tu nivel de expectativas. ¿Qué nos ofrece nuestro primer empleo?

Considera tu primer trabajo como una forma de acumular experiencia para poder aspirar a otros empleos mejores. El mismo te brindará herramientas para que mejores tu nivel de empleabilidad, te permitirá trabajar en equipo, aprenderás a asumir responsabilidades y comenzarás a gestionar tus ingresos.

El Principio. ¿Cómo comenzar?

Antes de ponerte en la tarea piensa en esto: plantéate objetivos realistas sobre que trabajo que quieres encontrar, analiza tu formación, esto te permitirá conocer hasta donde puedes aspirar y conoce tus habilidades y características específicas. Recuerda que el que ha comenzado bien está a mitad de la obra!

No tengo experiencia laboral! Muestra lo que sabes hacer mientras buscas trabajo.

Las Redes Sociales son la mejor herramienta para ello siempre y cuando utilices  el sentido común y cuides tu identidad digital. En ellas puedes poner en valor todo tu conocimiento, habilidades, capacidades que seguramente están siendo demandadas en el mercado laboral. Crea tu propia “marca personal” en las redes, a través de tu blog, participando en grupos o foros de interés, donde seguramente podrás desplegar “todo tu encanto” así como contar experiencias vitales positivas: viajes, aficiones, deportes, etc.

Por último presta atención a las siguientes pautas, una vez comiences la tarea.

ü  En Internet usa sitios como mucho tráfico.

ü  Diferencia entre lo público y lo privado (recuerda tu reputación on line)

ü  Examina ofertas de empleo aunque no sean muy recientes… puede que aún estén disponibles.

ü  Haz seguimiento de tus candidaturas.

ü  Mantén tu perfil actualizado.

ü  Cíñete a lo que te piden, no inventes!

ü  Desmárcate con tu marca personal.

 

Y por último pon toda tu energía en ello, se constante, creativo y sobre todo diviértete!

 

La Feria de Málaga: precariedad laboral y economía sumergida.

See on Scoop.itTrabajar en tiempos de crisis

Más de la mitad de los empleos que se generarán durante los días que dura la Feria de Málaga, que comenzó este pasado sábado, lo harán en la economía sumergida, motivados especialmente por la crisis económica, según la información ofrecida por los sindicatos CCOO y UGT. Precarieda laboral, competencia desleal, ututilización de las familias para reforzar el servicio, ahorrándose así la contratación de más trabajadores, son algunas de las cuestiones denunciadas por los Sidicatos que reclaman más inspectores de Trabajo para realizar un mayor número de controles y poder combatir así este fenómeno.

See on www.rrhhdigital.com

“Crisis del empleo en la eurozona: tendencias y políticas para afrontarla” elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo)

See on Scoop.itTrabajar en tiempos de crisis

El Informe “Crisis del empleo en la eurozona: tendencias y políticas para afrontarla” elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), señala las claves para superar la situación económica y laboral en la Eurozona, tras realizar un profundo análisis de las medidas de empleo adoptadas por diferentes estados a lo largo de los dos últimos años.

 

A continuación hemos elaborado un resúmen del mismo.

 

El empleo sigue deprimido en la mayoría de los países de la Eurozona. Algunos datos.

 

El mercado de trabajo de la Eurozona todavía no se ha recuperado de la crisis global que golpeó a la economía mundial a finales de 2008. Tras una modesta recuperación en 2010 y 2011, el empleo ha caído desde principios de 2012 en la mitad de los países de la Eurozona para los que se dispone de datos recientes. En abril de 2012 la tasa de desempleo en la Eurozona llegó al 11 por ciento, lo que significaba que había 17,4 millones de personas buscando empleo.

 

y se pueden perder otros 4,5 millones de puestos de trabajo…

 

 Con la adopción de una estrategia de crecimiento en la Eurozona articulada en torno a los puestos de trabajo, todavía es posible la recuperación en un marco de moneda única. Las claves están en:

Reparación del sistema financiero.

 Promoción de la inversión productiva.  

Refuerzo de los programas eficaces de empleo.

Mantenimiento de la protección social.

Fomento del diálogo social

Puesta en práctica de planes fiscales favorables al empleo.

 

Por ello es importante destacar que si el curso actual de las políticas no cambia pronto, es posible que en los próximos cuatro años se pierdan otros 4,5 millones de puestos de trabajo, con el consiguiente riesgo de que aumente aún más el descontento social y se socave la confianza de los ciudadanos en los gobiernos nacionales, el sistema financiero y las instituciones europeas

 

En definitiva, a menos que se produzca un rápido cambio en las políticas, a fin de afrontar la crisis y recuperar la confianza y el apoyo a los trabajadores y las empresas, será difícil aplicar las reformas necesarias para lograr que la Eurozona vuelva a la senda de la estabilidad y el crecimiento.

 

Todo ello  pone en entredicho la primacía de los objetivos fiscales como elemento vertebrador de la estrategia política.

 

La austeridad fiscal ha conllevado fuertes recortes en la inversión pública y en los programas

favorecedores del empleo, lo que ha afectado directamente a la demanda interna. El ritmo y la

escala en que estas medidas fueron puestas en marcha han superado cualquier otro componente positivo de la demanda, introduciendo así un efecto recesivo general El planteamiento de austeridad ha dejado de lado la tan necesaria reforma del sistema financiero, epicentro de la crisis. De hecho, la acción en este frente se ha desarrollado con lentitud. El resultado es que, en los países golpeados por la recesión, los bancos no han reanudado su función habitual de concesión de préstamos a la economía real. En 2011, la inversión privada como porcentaje del PIB cayó en todos los países de la Eurozona, excepto en

uno, a pesar de los bajos tipos de interés y los amplios activos líquidos en poder de las grandes

empresas. La tendencia es especialmente problemática para las pequeñas empresas, que representan más de dos tercios del empleo en la Eurozona.

 

Por último, continua habiendo importantes diferencias en la Eurozona entre los distintos países en lo referente a la competitividad. Si bien desde el inicio de la crisis han convergido en cierto modo los costes laborales unitarios, se ha prestado poca atención al papel que podría

desempeñar un crecimiento coordinado y una estrategia de empleo en la atenuación de los

desequilibrios de competitividad dentro de la Eurozona.

 

No habrá posibilidad de recuperación a menos que se repare el sistema financiero. En periodos de expansión del pasado, un aumento de la inversión equivalente al 1 por ciento del PIB correspondía a 1,4 millones de nuevos puestos de trabajo netos en el conjunto de la Eurozona en alrededor de dos años, lo que sugiere que si se restauraran los canales de crédito y la proporción entre inversiones y PIB volviera a su nivel anterior a la crisis (es decir, un aumento en la tasa de inversión sobre PIB en menos de dos puntos porcentuales para alcanzar un 21,5 por ciento), se volverían a recuperar alrededor de dos tercios de los puestos de trabajo perdidos desde el inicio de la crisis.

Para reparar el sistema financiero se deben resolver rápidamente los problemas de solvencia de muchos bancos. Las razones en favor de las uniones bancarias son fundadas, siempre y cuando los accionistas de los bancos en dificultades, quienes, conjuntamente con los gerentes que eligieron, son los principales responsables de las prácticas dañinas que han prevalecido y han  generado importantes dividendos en los buenos tiempos, contribuyan a cubrir las pérdidas.

También es necesaria la promulgación de una nueva normativa que impida que se vuelvan a

emplear las prácticas inapropiadas del pasado, lo que implica reforzar el control prudencial en el plano de la Eurozona, abordar las prácticas de asunción de riesgos excesivos y de remuneración no vinculadas con el rendimiento del sector, depurar las responsabilidades de la situación actual de algunos bancos y adoptar las medidas económicas y legales necesarias, y también garantizar que los bancos se centren en su papel original de intermediarios en lugar de desarrollar actividades por cuenta propia. Una vez más, las recientes propuestas de la Comisión Europea van en la dirección correcta pero requieren acciones concretas de seguimiento. Asimismo será necesario que el Banco Central Europeo (BCE) adopte un papel más relevante en ese ámbito.

 

 

Promover el crecimiento y el empleo, teniendo en cuenta las condiciones nacionales iniciales, a través de inversiones y políticas de renta bien concebidas.

 

Ello requiere mejorar las condiciones de crédito para las pequeñas empresas y fortalecer o crear sistemas de garantías para proveer préstamos a estas empresas, así como incentivos públicos a la inversión o inversiones públicas directas con potencial para impulsar iniciativas privadas y crear puestos de trabajo. La puesta en marcha de una estrategia de reindustrialización en los países de la Eurozona contribuiría a mejorar la coherencia entre los diferentes instrumentos de políticas el diálogo social debe tener una importante función en la política de ingresos. Lejos de impedir el ajuste, la negociación colectiva coordinada facilitaría la transición a una Eurozona más competitiva al tiempo que impulsaría la confianza en que las respuestas son justas. En este sentido, resultarán contraproducentes los recientes movimientos en algunos países tendentes a debilitar o suspender la negociación colectiva

 

 

 

Llevar a cabo programas de empleo eficaces que brinden garantías a los jóvenes.

 

Las políticas de empleo, especialmente los programas activos del mercado de trabajo que han

sido diseñados de manera correcta, podrían desempeñar un papel fundamental en la recuperación del empleo.  Asimismo, es importante asegurar que los jóvenes no queden

atrapados en el empleo precario. Algunos países, como Austria, han encontrado maneras de

garantizar que los puestos de trabajo temporales sean un primer paso hacia contratos más

estables. Lograr lo anterior requiere un cuidadoso diseño y reglamentación. En una serie de países de la Eurozona, como Austria, Bélgica y los Países Bajos, nuevos programas de capacitación han favorecido la transición de la escuela al trabajo, garantizando que los jóvenes permanezcan conectados con el mercado de trabajo. En este sentido, la ejecución satisfactoria de esos programas dependerá de la existencia de servicios públicos de empleo bien dotados.

 

Diseñar planes fiscales realistas de apoyo a la creación de puestos de trabajo al tiempo que se cumplen los objetivos de déficit a medio plazo.

 

Es esencial reducir los déficits fiscales a niveles sostenibles en el medio plazo. Sin embargo, la

velocidad y la naturaleza de las medidas de reducción del déficit pueden complicar el logro de

los objetivos presupuestarios. Esta es la razón por la cual un enfoque de consolidación fiscal

favorable al empleo no sólo sería socialmente responsable, sino que también contribuiría a

impulsar el crecimiento económico y a alcanzar los objetivos presupuestarios

 

 

La actual crisis ha dejado claro que, en un mundo globalizado, las perturbaciones económicas no entienden de fronteras nacionales y que los desequilibrios económicos en un país se pueden contagiar con facilidad al resto de la Eurozona e incluso más allá. Es esencial que el riesgo proveniente de las costosas deudas soberanas y la infracapitalización de los bancos privados sea abordado de manera coordinada.

 

Los ciudadanos están perdiendo la confianza en la capacidad de los gobiernos para gestionar la

economía. Los ciudadanos y los gobiernos cuestionan la racionalidad y la probidad de los

mercados financieros que a su vez están perdiendo confianza en la capacidad de los gobiernos

para financiar los déficits fiscales. La “confianza” es, pues, una compleja red de relaciones que

requiere un esfuerzo de política global y coordinada por parte de los miembros de la Eurozona.

 

Por último el establecimiento de un pacto para el empleo es esencial para la estabilidad de la Eurozona como una zona de moneda única.

 

La crisis ha traído consigo enormes desafíos para la Eurozona. Existen riesgos en relación con su estabilidad como zona de moneda única. El informe muestra que un aumento en las tensiones financieras en la Eurozona se traduciría en un desempleo mucho mayor a corto plazo, tanto en los países con déficit como en sus homólogos con superávit. Todos los países tienen algo que perder, por lo tanto cada uno de ellos debería mostrar un interés particular en cambiar el rumbo del esquema de política, de lo contrario el contagio a los demás mercados de trabajo de la Unión Europea, y al mundo entero, sería inevitable.

El Informe muestra que con la adopción de una estrategia de crecimiento en la Eurozona que se articule en torno a los puestos de trabajo, tal como se describió anteriormente, todavía sería posible la recuperación en un marco de moneda única. El Pacto Mundial para el Empleo y la Convocatoria para la acción en materia de juventud, tal como fueron lanzados recientemente por la Conferencia Internacional del Trabajo, ofrecen un portafolio de políticas sobre las cuales los países de la Eurozona deberían seguir apoyándose. Otros actores globales, especialmente aquellos cuyo crecimiento económico se ha basado en las exportaciones, también tienen un papel que desempeñar para favorecer una recuperación equilibrada

La puerta de la oportunidad se está cerrando. Con todo, la experiencia de Suecia, que superó su crisis financiera a principios del decenio de 1990 por medio de una estrategia inclusiva, muestra que es posible poner en marcha una dinámica positiva. Tal estrategia de crecimiento y empleo sería decisiva para impulsar la confianza en la sostenibilidad de la Eurozona como una zona de moneda única.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

See on www.ilo.org